Pequeñas pinceladas de Guatemala

,
Artículo de Juanjo Bueno sobre una conferencia en la
Casa de América sobre las Elecciones Guatemaltecas
29 de ocutbre de 2007

PEQUEÑAS PINCELADAS DE GUATEMALA

Maite Rico, redactora de El País y ex corresponsal en México, y Bertrand de la Grange, ex corresponsal de Le Monde para México y Centroamérica y anterior portavoz de la Misión de Naciones Unidas para Guatemala, también coautores del impactante “¿Quién mató al Obispo?”, analizaron el pasado en octubre de 2007, en Casa América (Madrid), la coyuntura social y económica guatemalteca, oscurecida por la influencia del crimen organizado en la política. De sus intervenciones extraemos algunas cuestiones de especial interés.

¿Guatemala se encuentra en una encrucijada democrática?

Cierto es que se cumple una ley histórica: nunca un partido de gobierno ha repetido el mandato presidencial. Razón ésta que demuestra la volatilidad electoral acelerada, la pérdida de descrédito y la falta de proyectos políticos.

¿Por qué Rigoberta Menchú pierde estrepitosamente las elecciones pasadas?

Pese a ponerse como excusa la escasa dimensión temporal del partido de Menchú, dos de las razones de la derrota de la Premio Nobel de la Paz, y principales causas que están abocando al país al abismo, son: el racismo y el machismo.
Según el periodista Bertrand de la Grange, existen dos Guatemalas bien diferenciadas: la de los guatemaltecos y la que se ve desde Europa. En este sentido, el caso de Menchú es el más emblemático, puesto que parte de la Guatemala vista desde Europa. Pese a ser Premio Nobel de la Paz, “sorprende el rechazo total de los indígenas, como demuestra el hecho de que sólo recabó el 4% de votos de la población”.

Inseguridad e impunidad, ¿dos caras de una misma moneda?

Los guatemaltecos viven en una inseguridad continua. Los datos hablan por sí solos: casi 6.000 personas fueron asesinadas en 2006. Para 2007 se han hablado de cifras incluso peores. Hay un promedio de 19 asesinatos al día, que si lo comparamos a modo ilustrativo con España estaríamos hablando de la friolera cifra de 80 personas asesinadas cada 24 horas y 30.000 al año. “Desgraciadamente –asegura el ex corresponsal de Le Monde- muere más gente hoy que durante el conflicto civil que asoló Guatemala”.

Las maras y el crimen organizado se han adueñado de Guatemala, debido en gran parte a la debilidad de las instituciones y estructuras políticas. Para entender el grado de corrupción existente en el país, más del 75% de la cocaína existente en Estados Unidos llega a través de Guatemala. No hay que olvidar tampoco cómo afectan las relaciones de los países vecinos de Guatemala a la situación política y social del país latinoamericano. Pese a ser México socio natural, existen viejas rencillas por el dominio de parte de su territorio. Por otra parte, las luchas contra los carteles de la droga en Colombia están produciendo el traslado de las mafias a México y Guatemala.

Podríamos decir, sin levantar suspicacias al respecto, que el crimen organizado escoge Guatemala. Para muestra un botón: más de 2.000 agentes están vinculados al crimen organizado, casi el 10% del cuerpo de la Policía. 59 personas vinculadas a la carrera presidencial han sido asesinadas en los últimos meses.

Lamentablemente en Guatemala no funciona ni la Policía ni el sistema judicial. “Apenas el 2% de los crímenes se resuelven, lo que significa que el 98% de los criminales se salen con la suya”, manifesta Bertrand de la Grange.

Crecimiento económico

La periodista Maite Rico esquematiza algunos de los logros de la Guatemala más viva:

Crecimiento económico del 5,6 del PIB.
Proyecto de reforma educativa a fondo, frenado por el conflicto de los sindicatos de profesores. Aumento de estudiantes de enseñanzas básicas.
Los indicadores sanitarios han mejorado. Pese a ello, Guatemala destina sólo un 0,9% del PIB a Sanidad. España, un 7% (por debajo de la media europea: un 9%).
Guatemala, con 12 millones de habitantes aproximadamente, tiene 500 ONGS. Aboga por una mayor coordinación, pues por el momento se están poniendo parches. El propio Estado se ha desentendido.

La Iglesia, asimismo, tiene en Guatemala un “poder desmesurado e ilegítimo en muchos casos”, según De la Grange. Otro de los problemas es el mal uso de la fiscalidad indirecta. La clave está en buscar un incentivo para que la gente invierta en su propio país. El problema de la falta de participación económica está relacionada con la corrupción, ha habido una constante fuga de capitales.

Perspectiva de futuro

La situación en general está mejorando, pese a los baches sufridos como la presidencia de Portillo, acusado de corrupción y malversación de fondos durante su periodo de gobierno.
Se está creando un clima de confianza en la inversión que en 2004 no había.
Guatemala tiene un potencial económico tremendo (al igual que El Salvador) si lo comparamos con otros países como Bolivia o Nicaragua.
Existen obstáculos muy serios como la inseguridad, que no pueden ir a peor.
Iniciativas particulares de Departamentos que no esperan una mejora de la situación desde fuera pero que son conscientes de su desarrollo.
Lucha contra la corrupción que va a llevar a un progreso lento.

Como cierre nos quedamos con la siguiente frase: el optimismo más descarado puede convertirse en responsabilidad política”.

Elecciones en Guatemala 2011

¿El regreso de los militares? La antesala del cambio de...

Las ONGD apoyan las reivindicaciones ciudadanas de "Democracia Real Ya"

La Coordinadora de ONGD apoya las reivindicaciones ciudadanas de “Democracia...

Leave your comment

*