Reflexionando…

Todavía hoy, después de diez meses me cuesta expresar con palabras todo lo que viví durante todo un mes en Santiago Atitlán (Guatemala). Tuve la gran fortuna, como hoy vosotros, de ser seleccionada para participar en el programa de jóvenes cooperantes y vivir, sin duda, la mejor experiencia de mi vida. Desde entonces cada día mi mente regresa a ese precioso lugar y revive cantidad de momentos y sensaciones que ahora podréis experimentar vosotros. Estoy segura que al regreso, os costará expresar con palabras todo lo que allí habéis vivido.

Cada instante allí es especial… desde el momento en que aterrizas y tomas el autobús de Walter, la llegada al hogar de Santiago, despertar frente al impresionante lago y sus volcanes cada día, respirar el aire más puro, observar y empaparse de todo lo que allí ocurre (sus calles, su gente, su mercado, la municipalidad, los niños, las viviendas, las escuelas, las iglesias… ). Cinco sentidos es insuficiente para captar todo lo que allí acontece.

Destacaría, sin duda, la formación recibida, la visita a los proyectos de EMIS y la oportunidad de compartir experiencias con los maestros de las escuelas de Santiago. Fué un aprendizaje y enriquecimiento tanto personal como profesional y desde luego, una lección de sabiduría, humildad, esfuerzo y amor.
Y por supuesto, la convivencia entre todos los compañeros que un día decidimos emprender un mismo viaje… al regreso las realidades vividas eran muy diversas. Es un recorrido absolutamente personal, cada uno experimenta cada momento de un modo diferente. Compartir tantas experiencias, sentimientos, sensaciones, reflexiones, conclusiones… hace que te sientas completamente unida al grupo creándose unos lazos fortísimos que se mantienen con el paso del tiempo…

Desearos únicamente que viváis intensamente ese camino personal antes, durante y, sobre todo, después del viaje…

NOEMÍA GARCÍA RUANO – Joven Cooperante en Santiago Atitlán en el año 2008

Contrastes Atitecos

¿Qué es un contraste? Voy a buscar en la Real...

POR Y PARA LAS PERSONAS

Hoy no me voy a ir por las ramas, hoy...

Leave your comment

*