Lavarse la cara no basta

Lavarse la cara no basta.

El barro queda en el corazón,

envuelto en la seda del pasado

pero sin dejar de ser presente…

Pasea agosto en mis sueños

acunado por el silencio de la luna

– única laguna de filtro blanco

en un mundo que no sabe estar callado.-
Voces como cañones, apedrean sensaciones.

Gritando a bocajarro lecturas de prensa

en las que todos los caminos llevan a Roma.
Mi mundo me apresa con su prisa.

Hace piquetes en el sosiego…

no conoce el silencio y la escucha.
Lavarse la cara no basta…
Me queda grande el disfraz de normalidad.

Y en el menor “no pasa nada”,

quedo desnuda con las manos llenas de sentimientos

que luchan por desenredarse y volver a ser hilo de cometa.
Y es que…

lavarse la cara, no basta.

Reflexiones de Laura F. Joven castellanomanchega participante con EMIS en el programa de Jóvenes Cooperantes 2010

Convocatoria Docentes Solidarios 2015

Proyecto: Docentes Solidari@s 2015Docentes Solidarios 2014 en GuatemalaEl equipo de...

17 de Octubre: Día para la erradicación de la pobreza

CONTRA LA RIQUEZA QUE EMPOBRECELa Alianza Española contra la Pobreza...

Leave your comment

*