POR Y PARA LAS PERSONAS



Hoy no me voy a ir por las ramas, hoy no voy a contar historias ni cuentos, como los que nos cuentan cada día. Deberían darles el Nobel de Literatura a todos los embaucadores porque las historias que nos cuentan no tienen desperdicio.

En lugar de eso deberíamos reclamar que en cada coca cola se reflejase una pegatina que pusiese “para que tu puedas beberte este bote se han extorsionado a 200 familias, se han confiscado los beneficios de los acuíferos de toda una región a la que se ha dejado sin acceso al agua potable y se han asesinado a 3 jefes de poblados que se negaban a colaborar” y en cada hamburguesa de esas que compras desde el coche te deberían decir por el altavoz las hectáreas de selva y bosque deforestadas para criar unas vacas hermosas mientras la población local cobra 2 duros por sus trabajos y no puede acceder a la leche ni a la carne de las reses.

Vienes aquí y empiezas a escuchar las historias de cómo un país sufre las consecuencias de que en nuestra casa se nos ocurra llamar un día por teléfono a que nos traigan ciertos manjares. Y lo peor es que nos venden esos productos como si fuesen cosas riquísimas e imprescindibles. ¡Con lo buenas que están todas las cosas que nacen en nuestros campos! Las cosas que cultivan los campesinos que son nuestros vecinos y que nos intenta vender el tendero de la esquina antes de cerrar el negocio abrumado por una multinacional que sigue bajando los precios por apretar las clavijas a todo el mundo. Sólo con mirar alrededor se comprueba que Guatemala es un país lleno de recursos. La historia y el sometimiento ha hecho que muchos se desperdicien porque la gente tiene que mirar por el día a día y no por si se va a deforestar un bosque o a contaminar un lago dentro de 50 años. Para eso sí que merece la pena venir: para ayudar a enseñar a la importancia de la educación, de la libertad, de la conservación del medio, la dignidad de las personas, etc.

Las consecuencias de esta “crisis” se resumirán en la desaparición de muchas organizaciones que están intentando fortalecer las culturas oprimidas para que los beneficios obtenidos por las grandes marcas no se vean mermados. Nuestros impuestos dejarán de destinarse a la educación y a la cooperación para dirigirse a inyectar dinero a los bancos que prestarán con bajos intereses a las empresas. Yo misma acabo de caer en decir “los bancos” y “las empresas”, lo siento, quería decir “los banqueros” y “los empresarios”. Los que llevan esto a cabo son personas, como tú y como yo. Si ellos se empeñan tanto en lo suyo, nosotros nos empeñaremos tanto en lo nuestro: TODAS LAS DEMÁS PERSONAS

Paz Almendros. Joven Cooperante de tres meses. Programa de Jóvenes Cooperantes 2011 (JJCC 2011) de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha

Convocatoria Docentes Solidarios 2015

Proyecto: Docentes Solidari@s 2015Docentes Solidarios 2014 en GuatemalaEl equipo de...

10 DE DICIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

  Tras la barbarie de la Segunda Guerra Mundial, y...

Leave your comment

*