Guatemala 2012

Acabo de llegar….pero no consigo llegar del todo.  Me abruman los cambios ocurridos en mi tierra, los ruidos, las prisas…  ( y eso que es verano). Es la segunda vez que participo en el programa Docentes Solidarios, y convivo con la familia de un docente Guatemalteco. Creía que el impacto esta vez iba a ser menor, porque ya conocía el país, algo de su historia, había convivido con sus gentes…y sin embargo llego tan rota y colapsada como el año pasado.
Puede que sean las circunstancias personales, o volver y encontrar noticias en los periódicos que parecen más propias de Guatemala que de la España que conocía o reconocer otra vez la indiferencia de nuestra sociedad hacia lo que pasa un poco más allá de sus narices …..no sé que es lo que provoca la sensación de intranquilidad, enfado, etc,  que me ha asaltado nada más llegar aquí.
En Guatemala me alojé con una familia de San Juan Atitán, un pueblo cuya riqueza cultural es inversamente proporcional a la económica. La familia que me acogió me ha enseñado muchas más cosas de las que soñaba aprender….y la más importante es que sería muy triste solo poder ofrecer dinero.
Jardín de la familia
He pasado dos semanas y media admirando lo que “mi profe” había creado alrededor de su casa…El Jardín de la abundancia (maíz, aguacates, manzanas, huerta, duraznos)…en uno de los pueblos más pobres de américa central…..donde  el porcentaje de desnutrición infantil es altísimo….¿es un milagro?
Luego me di cuenta que había muchas casas como la de mi profe, y gracias a formación que ofrece EMIS comprendí que era otro el problema, no la falta de recursos, sino la falta de oportunidades, de opciones, de elección.  Se había truncado la felicidad en el paraíso…y es tan difícil comprende como se ha llegado a esa situación que me resulta abrumador pensar en ello ahora ya desde la distancia. Bueno…¿desde la distancia? Creo que no voy a poder distanciarme en mucho tiempo, de hecho, prefiero acercarme e imitar algunas de las decisiones que he visto tomar a la familia con la que he convivido, como la de valorar más una charla sobre la vida que el dinero, o la de elegir mantener vivas las semillas de mi tierra…
Durante el viaje de regreso a España, por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, tuvimos que pasar 24 horas en Miami……y no os podéis imaginar lo insípido y absurdo que nos pareció.
En fin! Espero poder ir transformando poco a poco el malestar en ideas o acciones que puedan cambiar una pequeña parte de la realidad.
Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible que un puñado de docentes hayamos abierto un poquito más los ojos.

Vista desde S. Juan Atitán
M° Paz Sevilla. Docente Solidaria 2012

Convocatoria Docentes Solidarios 2015

Proyecto: Docentes Solidari@s 2015Docentes Solidarios 2014 en GuatemalaEl equipo de...

17 de Octubre: Día para la erradicación de la pobreza

CONTRA LA RIQUEZA QUE EMPOBRECELa Alianza Española contra la Pobreza...

Leave your comment

*